“2020. Año de Laura Méndez de Cuenca; emblema de la mujer mexiquense”

«2019. Año del Centésimo Aniversario Luctuoso de Emiliano Zapata Salazar, el Caudillo de Sur»

1494a

CONMEMORAN DIPUTADOS EL 109 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Toluca, México, 21 de noviembre de 2019.

Diputados de morena, PRI, PT, PAN, PRD y PES coincidieron en que el marco constitucional que rige al país y al que se deben los mexicanos es resultado de la gesta revolucionaria que Francisco I. Madero inició el 20 de noviembre de 1910, en tanto que el PVEM planteó que una revolución no significa necesariamente tomar las armas y los legisladores sin partido llamaron a realizar transformaciones de fondo y perdurables para México.

En sesión del Cuarto Periodo Ordinario de la 60 Legislatura, que preside el diputado Nazario Gutiérrez Martínez, y conforme a un acuerdo de la Junta de Coordinación Política, un diputado por cada grupo legislativo hizo uso de la palabra para fijar un posicionamiento relacionado con el 109 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

Primero en participar con la representación del grupo parlamentario de morena, el diputado Gerardo Ulloa Pérez, quien resaltó la figura del general Felipe Ángeles —el único que se mantuvo leal a Francisco I. Madero cuando el golpe huertista lo derrocó— planteó que hoy se vive una revolución que no es con las armas ni en un campo de batalla, “hoy la revolución busca culminar el anhelo que se dio durante la tercera transformación de un México justo, en el que todos tengan las mismas oportunidades”.

Añadió que el 1 de julio de 2018 México se cimbró con el poder del sufragio efectivo para redefinir al país y dar paso a un gobierno diametralmente distinto, “el gobierno del pueblo y para el pueblo”. En este marco, dijo, “los revolucionarios de la Cuarta Transformación empuñamos el voto, la legalidad y la fuerza que da la mayoría social para cambiar el rumbo y dar paso al combate a la pobreza y a la revaloración de las y los mexiquenses para luchar contra la corrupción en todas sus formas”.

Concluyó señalando que “hoy como entonces tenemos ante nosotros la más alta encomienda ciudadana de restablecer la democracia en todos sus términos y responder a ese reclamo de justicia que priva entre los mexicanos. Sin disparar una sola bala los mexicanos dimos un nuevo vuelco social el 1 julio de 2018, pero esta nueva jornada revolucionaria todavía no está concluida; aún tenemos que combatir y desterrar con acciones claras y transparentes a quienes atentan en contra de la democracia”.

Para la fracción parlamentaria del PRI, en voz de su coordinador Miguel Sámano Peralta, “más allá de una fecha, conmemoramos un acontecimiento de gran relevancia para la historia patria que cimbró y cambió desde sus cimientos a nuestra nación. Por la Revolución fue posible establecer un marco jurídico de avanzada, garante de los derechos fundamentales, que permitió la edificación de un sistema político y administrativo sustentado en instituciones públicas. A partir del triunfo revolucionario, el sistema constitucional mexicano experimentó una reforma sustancial, que posicionó a nuestro país como un pionero a nivel mundial en el reconocimiento de las garantías individuales y sociales”, aseveró.

Después de señalar que los priistas son partidarios de los valores de la democracia, señaló que los principios revolucionarios siguen vigentes, “ya que se encuentran plasmados en nuestro orden constitucional”, que es la base jurídica que permite a los ciudadanos hacer uso de las libertades, pero también motiva a cumplir con las responsabilidades.

Agregó que por ser México una nación plural y solidaria, “creemos firmemente que la apertura, la tolerancia y el diálogo respetuoso son el mejor camino para ponernos de acuerdo y alcanzar consensos en beneficio de la sociedad”, por lo que exhortó a seguir luchando por el “avance de nuestra Patria y la prosperidad de todos los mexicanos”.

A nombre de la fracción del PT, el legislador Bernardo Segura Rivera señaló que uno de los logros más importantes de la Revolución fue que se sentaron las bases para las reformas a la Constitución donde se establecerían las leyes que regían la vida económica política y social y las obligaciones de todos los mexicanos, aunque, declaró, “a cien años de la gesta, la herencia es el atraso, la apatía y la corrupción”.

Sentenció que “si nuestros héroes ofrecieron su vida en aras de lograr una sociedad más justa, luchemos por superarnos; generemos diálogo y consenso, participemos desde nuestras trincheras en todas las acciones que buscan el beneficio común”. Luego de apuntar que no se trata de celebrar sólo el pasado, sino la continuidad de la patria, acusó que “quienes hoy se oponen al gobierno de la República y están en contra de la Cuarta Transformación, son los mismos que defendieron los intereses y privilegios del sistema dictatorial de Porfirio Díaz”.

Concluyó denunciando que vecinos de Metepec que no se oponen a la presencia de la Guardia Nacional, sino a que se instale en un parque, fueron reprimidos y demandó su liberación inmediata.

A nombre de la bancada del PAN, el legislador Javier González Zepeda estableció que el mayor homenaje a la revolución “es cuestionarnos el día de hoy, con una profunda responsabilidad y respeto, cuáles son los agravios de nuestro tiempo que nos obligan a desarrollar un trabajo legislativo responsable” para hacer posibles las reformas necesarias.

Al apuntar que esta gesta es “el acontecimiento político más importante del siglo XX y el suceso clave de la historia del México moderno que consolidó las bases de las instituciones que han dado forma al Estado mexicano”, llamó a forjar conjuntamente “la revolución del presente, una revolución que deje de lado las diferencias personales y partidistas de quienes integramos esta máxima tribuna del Estado de México, una revolución pacífica, que disminuya la desigualdad y que oferte un terreno fértil de mejores oportunidades para todos”.

Del PRD, la legisladora Claudia González Cerón, quien destacó que la Revolución es, después de la Independencia, el movimiento más importante en el país y que sus logros aún nos rigen, señaló que muchas de sus causas siguen presentes, como “la necesidad insaciable de justicia que demandan los mexicanos y las luchas constantes por el bien común”.

Tras apuntar que los legisladores están obligados a reflexionar sobre fechas tan significativas, preguntó a sus compañeros qué están haciendo como legisladores para cambiar el rumbo de la historia. Luego de recordar a personajes sobresalientes como Madero, Zapata y Villa, así como a las mujeres anónimas que acompañaron al movimiento, indicó que “el PRD es consciente de que la revolución es un proceso que no inicia y culmina en una fecha; la revolución es hoy y se ve reflejada cuando nos conducimos de manera honesta y señalamos las malas prácticas y, aún más, cuando somos parte del cambio”.

La diputada María Luisa Mendoza Mondragón, del Verde Ecologista, afirmó que rememorar una lucha no debe quedarse en un acto cultural, sino servir para ser congruentes con el marco legal, porque el México actual, con altos índices de inseguridad y violencia no es el que visualizaron los héroes anónimos y conocidos de entonces.

Apuntó que la Revolución no es necesariamente tomar las armas, sino también evolucionar el pensamiento, y afirmó que los diputados tienen la obligación de atender “las circunstancias que vivimos. La revolución es un cambio de actitud y no aferrarse a una ideología”.

Llamó a seguir siendo demócratas en honor a quienes “nos heredaron esta patria para superar el autoritarismo y la desigualdad; empeñemos nuestra palabra de seguir trabajando por el Estado de México, porque será magnífico ayudar a hacer de México un lugar feliz”.

En voz de la legisladora María de Lourdes Garay Casillas, el PES resaltó que el movimiento “trajo consigo los principios democráticos plasmados en la Constitución”. Agregó que hoy debe ser un referente para seguir construyendo un mejor estado a través de la unidad, el diálogo y el respeto a la pluralidad. “Debemos seguir haciendo las leyes que generen la convivencia”, apuntó. Convocamos, dijo, a continuar con la Cuarta Transformación y a seguir con el mismo impuso de estos hombres, para lograr que el estado logre el bienestar social.

Al cerrar la ronda de posicionamientos, el legislador sin partido Carlos Loman Delgado propuso reflexionar sobre la necesidad de romper paradigmas para realizar cambios de fondo y transformadores para el país. Afirmó que “en eso radica el planteamiento del presidente Andrés Manuel López Obrador recogido en su libro Economía Moral”.

Se pronunció por dar oportunidad a la población de convertirse también en servidores públicos en las mismas condiciones de los que ya lo son, y aprovechar sus pequeñas o grandes aportaciones para hacer realidad una transformación profunda, como lo es la Cuarta Transformación.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email