“2020. Año de Laura Méndez de Cuenca; emblema de la mujer mexiquense”

«2019. Año del Centésimo Aniversario Luctuoso de Emiliano Zapata Salazar, el Caudillo de Sur»

1318

LLAMA BRENDA AGUILAR A FORTALECER LA LUCHA CONTRA EL HAMBRE, LA DESNUTRICIÓN Y LA POBREZA

Toluca, México, 18 de octubre de 2019.

Al señalar que la seguridad alimentaria en un reto complejo que necesita de soluciones integrales y eficaces, la diputada Brenda Aguilar Zamora llamó, a nombre del Grupo Parlamentario del PRI, a todos los sectores de la sociedad a definir acciones y responsabilidades para contribuir a fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

A propósito del Día Mundial de la Alimentación, celebrado desde 1979 cada 16 de octubre y proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), la legisladora puntualizó que es necesario hacer conciencia sobre cómo producir y conservar los alimentos, cuánto consumir y conocer sus nutrientes fundamentales, así como difundir lo importante de la actividad física.

En sesión ordinaria de la 60 Legislatura, presidida por el diputado Nazario Gutiérrez Martínez (morena), Brenda Aguilar recalcó que se debe entender la importancia de las escuelas y universidades agropecuarias e impulsar mayores inversiones, así como buscar alternativas locales y regionales para minimizar la pulverización de las parcelas productivas, incrementar el riego, hacer eficiente el uso de maquinaria agrícola y contribuir al intercambio efectivo de las mejores prácticas en el campo.

La legisladora recalcó que la finalidad de institucionalizar el Día Mundial de la Alimentación es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario global y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre y la pobreza.

Recordó que la FAO tiene como objetivos estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental; estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo; promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida; aumentar la conciencia pública sobre la naturaleza del problema del hambre en el mundo; promover la transferencia de tecnologías a los países en desarrollo; fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza, y señalar los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

No obstante, explicó la legisladora, actualmente hay 800 millones de personas que pasan hambre en el mundo, y las alternativas de alimentación se han reducido; además de que la sociedad actual presenta problemas de hambre y desnutrición y de sobrepeso y obesidad, lo que provoca un desarrollo físico y mental que reduce las posibilidades de un correcto desarrollo personal y movilidad social.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email